Ohio Hispano-Foro
OHIO HISPANO-FORO
Register Calendar
 
 
 


Reply
  Author   Comment  
Info4you

Registered:
Posts: 653
Reply with quote  #1 

Salud MentalTM

NOTICIAS Y EDUCACIÓN SOBRE SALUD MENTAL – SIRVIENDO A LA COMUNIDAD LATINA

 

Regístrate/Register

OHIO HISPANO-FORO

 

Suicidio y Comunidad Latina

  

Por Leo Leiderman, PsyD, ABPP, CGP
   Director de Latino Treatment Services Saint Vincent’s Hospital Westchester

 

L a comunidad latina es única en cuanto a variedad y a la edad relativamente joven de sus miembros. Estos factores revisten importancia fundamental a la hora de entender esta población. Mientras que la mayoría de la sociedad estadounidense envejece, la comunidad latina se torna cada vez más joven. Su rápido crecimiento y la edad siempre más joven de sus miembros se pueden atribuir en gran medida a la inmigración. De acuerdo con el último censo, los latinos son ahora la población minoritaria más numerosa del país, siendo que han representado la mitad del crecimiento de la población de este país entre 2000 y 2002 y constituyen el 13% de toda la población – más de 37,4 millones, o sea uno de cada 7,5 estadounidenses es latino. De acuerdo con las investigaciones realizadas en la década pasada, si se comparan con los negros y con los blancos, son mayores las probabilidades de que los latinos intenten suicidarse, contemplen el suicidio y / o hagan planes específicos para tal fin. Las estadísticas nacionales demuestran que el 6% de quienes entonces cometieron suicidio en los EE.UU. eran hispanos. Al igual que ocurre con otras poblaciones, uno de los rasgos más importantes del suicidio es la depresión. Sin embargo, las probabilidades de que los latinos reciban atención para la depresión son menores que para los demás grupos raciales / étnicos. Por ejemplo, entre los latinos que padecen de trastornos mentales, menos de uno de cada 11 se pone en contacto con un profesional de la salud mental y menos de uno de cada 20 inmigrantes latinos recurre a los servicios que ofrecen las instalaciones para la salud mental. Estas conclusiones contrastan con la necesidad que los latinos tienen de servicios para la salud mental. Por ejemplo, en una encuesta realizada por Common Wealth Fund (Fondo de Bienestar Común) se

señala que los adultos latinos presentan el índice más elevado de síntomas depresivos de entre todos los demás grupos étnicos. Desde el punto de vista de los subgrupos que se encuentran en condiciones de riesgo, da la impresión de que entre la juventud latina el riesgo de cometer suicidio haya aumentado considerablemente más que entre todos los demás latinos. Los índices relacionados con la ideación y el intento de suicidio son mayores entre las adolescentes hispanas que entre las adolescentes negras; aproximadamente un tercio de las muchachas latinas piensa seriamente en la posibilidad de suicidarse.

El riesgo de que las latinas de edades comprendidas entre 12 y 17 años cometan suicidio es más elevado que entre el resto de la juventud, siendo el más elevado entre las latinas nacidas en los EE.UU.

Las probabilidades de que las estudiantes latinas intenten suicidarse y requieran de atención médica para tal efecto son considerablemente mayores que entre las estudiantes blancas. Aunque los factores de riesgo que favorecen las conductas suicidas entre la juventud latina (tanto varones como hembras) son complejos y multifacéticos, sin embargo algunos de los factores más importantes que se han logrado identificar son el caos y el mal funcionamiento familiares, los cuales pueden conducir a un estado de depresión y angustia mental y al abuso de alcohol y drogas. En cambio, los modelos que enfatizan un enfoque familiar integral, capaz de tratar y mejorar todo el funcionamiento familiar, son los más eficaces y acertados desde la perspectiva del tratamiento. Es de importancia fundamental tratar a los adolescentes hispanos dentro de la perspectiva cultural, puesto que, desde el punto de vista estadístico, este sub-grupo se halla en condiciones de riesgo elevado de cometer suicidio. En seno a las familias, cuyos miembros emigraron en épocas diferentes, se hallan diferencias en  grado de aculturación. Otro factor que genera estrés en los adolescentes es la discriminación de los jóvenes latinos hacia los jóvenes latinos que gozan de menor grado de aculturación, en particular modo en las escuelas. Los jóvenes que llevan más tiempo en este país y ya se han adaptado a las barreras lingüísticas y culturales miran por encima del hombro a quines llegaron más recientemente, luego los discriminan. En muchos estudios se señala que el aumento de las conductas rebeldes entre los adolescentes latinos se debe a las diferencias entre valores culturales y a la enorme brecha cultural / generacional en seno a las mismas familias, comunidades y escuelas. Los adolescentes son también capaces de adelantarse en el proceso de aculturación más rápidamente que sus padres. En momentos de estrés los adolescentes hispanos valoran las normas estadounidenses mucho más que las de los padres, quienes se aferran a las normas socioculturales hispanas. Por ejemplo, durante una crisis es posible que un adolescente hispano se esfuerce por alcanzar su independencia de la familia, confíe más en sus pares y se sienta abrumado por los padres que le exigen que sea pasivo y dependa de la familia durante tales momentos de estrés. Otro sub-grupo de importancia dentro de esta población es el de los ancianos latinos de quienes se ha descubierto que se hallan en condiciones de riesgo más elevado de cometer suicidio. Es el resultado de percibirse inútiles, de la falta de apoyo social, de la infrautilización del apoyo que ofrece la comunidad, de asuntos que se relacionan con el proceso de aculturación o quizá se trate de una reacción a la exacerbación de alguna enfermedad crónica. El grupo que se encuentra en condiciones de riesgo más elevado de consumar el suicidio, el cual es también el grupo que menos probabilidades tiene de comprometerse con los servicios psiquiátricos, es el de los varones hispanos. El hombre latino presenta índices de suicidio apreciablemente más elevados que los que presentan las mujeres. Por obra de la cultura hispana y dentro de ella misma, los papeles de cada sexo están claramente demarcados. Tradicionalmente, las normas que definen al hombre de respeto y al machismo les permiten a veces a los hombres ocupar, por obra del sexo al que pertenecen, posiciones de autoridad frente a las hembras. Tradicionalmente, de las hembras hispanas se espera que se sacrifiquen, que no traten de imponerse, que dependan del hombre y lo respeten.

Sin embargo, tales normas reciben el menosprecio de la cultura estadounidense. Ello implica que para el tratamiento se debe mantener una actitud condescendiente hacia el valor de la familia hispana. En las investigaciones se ha hallado una relación entre este estereotipo negativo, la infrautilización de los tratamientos psiquiátricos, la poca conformidad que a ellos demuestran los hombres hispanos y sus familias, y el fracaso toda vez que se trate de comprometer a los referidos hombres hispanos con algún tratamiento. En cuanto a mitigar la renuencia a recurrir a los servicios psiquiátricos y a la vez mejorar la eficacia de los tratamientos y reducir el riesgo de cometer suicidio, resulta de importancia axial realzar la aplicabilidad de la psicoterapia familiar al tratamiento de esta población. En los estudios investigativos se ha descubierto que existen mecanismos de protección en seno a la familia latina. Asimismo se ha descubierto cuán efectiva es la terapia familiar cuando de reducir los problemas de salud mental se trata. Toda vez que se active un modelo familiar, los miembros de la familia fungen de amortiguador que protege al individuo con tendencias suicidas del riesgo de lastimarse. Esta modalidad de tratamiento es más eficaz en el tratamiento de los siguientes grupos en condiciones de riesgo: hombres latinos, jóvenes latinos y ancianos. Por ejemplo, cuando se tratan a adolescentes en condiciones de riesgo, en lugar de utilizar la modalidad de tratamiento individual, se debería comprometer con el tratamiento a todos los miembros de la familia. De este modo, es posible tratar tanto las diferencias en grado de aculturación, la poca comunicación y falta de contacto entre los miembros de la familia, lo cual genera aislamiento, como también el papel de la familia impuesto por la cultura, de acuerdo con el cual hay que permanecer unidos en los momentos de crisis. También se podría considerar la vergüenza que posiblemente le haga pasar a la familia una persona que sea rebelde o que se halle en condiciones de riesgo.

Asimismo, un modelo de terapia familiar debería ser propio de la cultura a la cual se aplica. Cuando me reúno con una familia estadounidense por primera vez, miro hacia abajo y les pregunto a todos “¿Por qué han venido para acá?” Es posible que, de acuerdo con la primera persona en responder, se logre obtener información sobre la estructura jerárquica de esa familia. Cuando se trata de una familia latina, yo siempre comienzo por el padre, dirigiéndome a él con respeto, para preguntarle, en su condición de jefe de familia: “¿Qué le parece su familia?” Luego, le habló a la madre, guardando el mismo respeto y también desde el punto de vista de su condición de figura con autoridad sobre los hijos. El fortalecimiento de estas separaciones es muy importante, en particular modo con los jóvenes latinos que se hallan en condiciones de riesgo, puesto que muchos de ellos vienen de familias donde tales separaciones son débiles o, por otra parte,
demasiado rígidas.  
Igualmente, se ha encontrado que una afiliación, unas creencias y unos valores religiosos fuertes representan un factor importante a la hora de reducir las conductas suicidas en seno a la población latina.

Finalmente, puesto que las comunidades hispanas son muy unidas, un suicidio puede devastar emocionalmente a la comunidad entera. A veces, ello puede tener como resultado que otros copien el suicidio. La prevención, utilizando para esta población un modelo intercultural, involucra frecuentes conexiones funcionales (interfaces) con la comunidad que se atiende. Por ejemplo, hace ya unos cuantos años, a raíz del suicidio cometido por una joven madre hispana, los profesionales clínicos de nuestro programa intervinieron proporcionándoles psicoeducación a muchas familias de la comunidad en su propia iglesia.

Igualmente, cuando un estudiante, que apenas había llegado de una escuela secundaria (high school) cercana, se su i c idó, ofr e c imos servi c i o s psicodidácticos multifacéticos para los estudiantes, el personal de la escuela y las familias latinas dentro de esa misma escuela. Ello demuestra la importancia y la necesidad de proveerle a la comunidad servicios extensos como medida preventiva toda vez que se trate a esta población. 

 

Regístrate/Register

OHIO HISPANO-FORO

 

Back to OHIO HISPANO-FORO


__________________
Promueve la diversidad dentro de nuestra propia comunidad hispana en cualquier lugar de EE.UU. / Promote diversity even among our own Hispanic Community anywhere in the USA.
Previous Topic | Next Topic
Print
Reply

Easily create a Forum Website with Website Toolbox.